Comunidad Alma Creadora

Energia de comienzo.
Energia de sostén.
Energia de cierre.

Cuál predomina en vos en el área del arte? y en las otras?

Las tres, no son lo mismo. Y claramente no las poseemos ni todas ni tan equilibradas.

En kabalah se dice que dentro nuestro hay solo un esclavo cuando nace y a medida que se conoce (y se trabaja) se transforma en el rey. Pero no sucede en todas las áreas a la vez. Y ese es nuestro trabajo.

Claro que no es casual que leas esto… Alguna de éstas tres energías en el área del arte está en lucecita roja. 🔴

Pero si querés la respuesta corta y dejar de leer es: para empezar tenés que soltar las expectativas. Todas, las buenas y las malas… Autoimpuestas o por creencias Eso todo. Vaya con Dios y bendiciones. Todo va a estar perfecto… vaya y pruebe.

Ah ¿no te alcanza con la respuesta?

Entonces bienvenida vamos por abrir las preguntas (el cuento largo).

No tengo energía de cierre en dos áreas de mi vida, lo trabajo cada día. Y sé por que es, y no por eso se soluciona solo.

Quienes hemos sufrido abortos espontáneos somos fieles testigos de como no sanar aquello tan vital en tus emociones hace que abortemos casi todos los proyectos que empezamos; incluso los mas deseados.

Como si no tuvieramos el derecho de concluir aquello que empezamos. Como si no lo mereciéramos. Es con lo que lucho, y quizás vos seas quien me esté enseñando a cerrar, a terminar, a despedirme cada mes hasta que no duela más. Y como no me siento quizás tan capacitada de explicarte sobre soltar; sobre dejar fluir aunque lo intento cada cuatro clases y dejando una pasar. Invitándote siempre que quieras, pero no obligándote a venir como una marea roja cada mes. Dios sabe que lo intento… que el Aula nazca cada luna creciente para mi es renovar esperanzas. No tendría sentido enseñar nada si vos no estás del otro lado. Pero si no estás mi vida tiene que tener sentido igualmente, este es mi aprendizaje, mi luna en capricornio.

Empezares sin sentido.

Durante algún tiempo de mi vida empezaba a lo loco... Sin medir ni las consecuencias de que algo salga mal; ni sobre armar paraguas por si llueve…

Tampoco contemplaba si tenia lo suficiente ‘todo” para terminarlo.

Huyendo para adelante a lo loco…nunca podia llegar a un objetivo… Siempre me acercaba eso si pero nunca concluía el objetivo. Ahora entiendo pero en aquel momento sentía que tenía que seguir intentando que el error estaba en mi y que yo tenia que cambiar para solucionarlo.

Pense que llegar a un objetivo era cuestión de organizarse y de disciplina pero ese frenesí de listas y metodos de organización solo me mostraban que era no solo incapaz de manejar aquello que me habia propuesto sino que también me costaba un tiempo que mi procastinacion natural de artista sabia como deglutir con dos cucharadas de inconsciencia y algunos termos de mate.

Pllanner, y organizadores fabulosos y maravilllosos se amontonaron en mis escritorios durante años, hasta que me di cuenta.

Todos ese camino, me hizo conocerme primero, saber que NO me dufuncionaba que es un montón.

Entenderme y hoy me siento feliz de decir que hoy con el arte me pasa que puedo mucho o casi todo y a veces todo.

Y para crear ni separo tiempos, ni creo listas, ni necesito alarmas o recordatorios. Simplemente sucede en el “ahora”.

Fué fácil?.. Nó. Es sencillo fluir? No. Podés confiar que mes a mes suceda?.. Menos!… Y en ésta área es lo que me hace realmente fuerte.Respuesta: Soltar las expectativas.

En el arte me siento con las 3 energías en equilibrio…

Siento que puedo empezar proyectos, o nó y estar en paz con ello. Siento que puedo sostener proyectos o nó y estar en paz con eso, puedo continuar o nó y estar bien con eso.

Cómo me di cuenta de esto?

Porque me dediqué a vivirlo. Sin expectativas, ni objetivos, sin metas, ni expectativas, jamás le pedí nada al arte, no me debe nada, ni está obligado a colaborar con mi manutención, pero cubre cada una de mis necesidades. Siempre lo hace. SIn dudar. SIEMPRE.

Pero ese es otro cuento.

El camino que creé y por el que me siento “guiada”…

Empecé sin nada y en algunos años me desarrollé y cerrando con una idea de estilo propio que me gustaba y que sigo puliendo.

Empezando a dar clases en eventos y desarrollando el boom de eventos y viajes 2017 a 2019 y cerrando en pandemia.

Empezando a dar clases online.… Desarrollando y cerrando con avanzadas con todo el dolor del alma…

Este año comenzando Alma Creadora ahora desarrollando; probando intentando como llegar a ustedes con la imperiosa necesidad de verme en ustedes y de seguir conociendome y muchas veces admirandolas con la secreta sensación de logro en cada pasito con ustedes.

Y que al final solo hay 3 resultados.

  • Orgullo Ok.
  • Orgullo “masomeno”
  • Nada orgullosa de lo que hice.

Cuando no empezás no estás ni cerca de cerrar, cuando no empezás no podés fallar, cuando no empezás no te defraudás… ni hay nada que sostener.

Cuando no empezás el exito no te hará cambiar nada, Cuando no empezás el sueño es perfecto, las posibilidades son infinitas, todo es posible aún.

Y tu alma lo permite… tiene todo el tiempo del mundo para esperarte. Pero tu mente sabe que aquí sos FINITA. Que las recursos son escasos, que el tiempo apremia, y esas contradicciones con tu mente/alma sólo te traen incomodidades e insatisfacciones. Porque la mente racionaliza todo. Explica lo que piensa con precisión y encuentra todas las señales para demostrártelo. Y por que la instatisfacción cuando no logro empezar? Por que seguís intentando?.


Saben quien no “intenta”? El alma.

El alma agarra cada pasito del proceso y lo capitaliza. Se construye en cada papelito pegado; en cada pincelada…

Y de repende de ser quien “no hace” se convierte en “haceedor”.

Y convierte un escritorio impoluto apastelado y ordenado en algo caótico y feliz.

El alma toma cada momento y lo convierte en algo para capitalizar.

Toma cada conversación y la convierte en argumento.

Toma cada acción y lo convierte en un hecho.

Toma cada decisión y la convierte en precedente.

Porque el alma eterna como es tiene todo el tiempo del mundo para construirte.

Asi que si no haces hoy o mañana o pasado no va a pasar nada… Solo vas a afirmar aquello que ya sabias. Racionalizarlo y todos en paz. “Tenías razón…”

Pero va a seguir dándote las ganas de hacer; el impulso de ver lo de otros, de anotarte en todo curso y ver cada clase… Porque tu alma no le va aflojar nunca o te mata. Eso sí. Cuando dejáste de intentar ser feliz te saca del envase. Te descorcha, te brinda bien celebrada y te toma hasta la ultima gota de vitalidad…

Tiene la mecha corta.

Pero en cambios si vas por el caminito de tus propios NO… si te metés en lugares que te dan miedos irracionales, si hurgás en este tema que te inquieta… si usás ese color que te incomoda…

Vas a poder descubrir cosas nuevas distintas que tu alma tiene ansias de conocer y de probar; de que mires escuches e intentes… para capitalizarte.

Mi primer enseñanza en el scrap fué decir SI donde me moría de ganas de decir NO. También lo probé en mi vida. Podría sorprenderte lo que aprendes de ti cuando te rindes al momento presente.

Donde ponés el alma nada cuesta, donde ponés el alma el trabajo se vuelve tarea a terminar, donde ponés el alma la energía se expande, crece y podés hasta compartirla… nada que hagas con el alma se cierra a las posibilidades infinitas, nada que hagas poniendo tu llama interna sale mal… aprenderás mas o menos, pero si sale de tu corazón no puede estar mal. Confía en mí. Empezá o no empieces, pero ponele el alma a ese momento. Quedate ahi y que te atraviese, no le pongas cabeza, ponele corazón y sin mirar el reloj, ni la lista de cosas que te faltan… ponele alma.. el resto viene solo.

Porque el alma tiene la mejor piloto que existe, la que te trajo hasta acá.